dissabte, 28 de març de 2015

The tourist parade

Bruce McCall

Passatges bcn

Su propuesta aparece en la portada de la edición del 3 de octubre de 2011 de la prestigiosa -y muy literaria- revista The New Yorker: carriles segregados para turistas, de forma que su actividad no entorpezca la vida de la ciudad. 
McCall tuvo la idea al dirigirse a una cita en las cercanías de Times Square. Dejó el taxi, que apenas podía avanzar, empezó a caminar entre los turistas y se sintió "como un salmón nadando a contracorriente".

The New Yorker Magazine, cover 3rd October 2011 by Bruce McCall

dijous, 26 de març de 2015

Siempre fiesta

© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
© Carolina Klocker
Passatges bcn

Proyecto: Siempre Fiesta (Beti Jai)
Autor: Andrés Carretero y Carolina Klocker
Área: 670 m2
Localización: Madrid, España.
Año: 2013

El Instituto Goethe una vez al año organiza un concurso de ideas llamado "We Traders: Cambiamos crisis por ciudad" premiando proyectos de espacios públicos que estimulan el uso colectivo en los centros urbanos. La última versión ganadora “Siempre Fiesta (Beti Jai)” por Andrés Carretero y Carolina Klocker consiste en darle un nuevo uso a una calle sin acceso ocupada por vegetación y escombros; esta calle ahora cerrada y llena de arena.

"Podemos entender la arquitectura como un acto vital, y la labor del arquitecto como la ordenación de un ambiente para que la gente se encuentre a gusto en él. Como los niños, relacionamos el jugar con el hacer, pero también con el libre movimiento de nuestro cuerpo en el espacio. 
Elegimos un lugar muy especial: la calle interior del FRONTÓN BETI JAI (Siempre fiesta, en euskera). Esta antigua calle de acceso al frontón es hoy un "espacio entre" maravilloso, al que no podemos acceder: extremadamente estrecho y largo, delimitado por una pared curva y otra recta. Una calle secreta que va siendo ocupada por la vegetación y los escombros. Un descampado en el más privado interior de la ciudad.
Plantemos llevar a cabo una acción fácil, primitiva, y radical. Abriremos, con la llegada del buen tiempo, esta calle ahora cerrada, y la llenaremos de ARENA. Planteamos la construcción no-objetual de una gran PLAYGROUND urbano, mediante su conversión en una atmósfera alegre y festiva. Se trata de generar las condiciones para que los niños puedan jugar en Chamberí.
Queremos que el Beti Jai vuelva a ser, al menos temporalmente, estacionalmente, un espacio de juego. Donde sea siempre fiesta."

diumenge, 22 de març de 2015

L'escala del buit

Rik Van Lent
Victoria Baux/AFP
Sally Crane/Doha News
Sally Crane/Doha News

Passatges bcn

Projecte: East-West | West-East
Autor: Richard Serra
Localització: Reserva Natural Brouq, Qatar.
Any: 2014

Enmig del desert de Qatar, a la reserva del Brouq, més o menys a 60 km de la capital Doha, hi ha un lloc àrid però no pobre, aïllat però no inassolible, remot però no irreal on quatre escultures de Richard Serra s'aixequen cap al cel. Es tracta de quatre plaques d'acer, dos de 14 metres i altres dos de 16 metres que es distribueixen al llarg d'un quilòmetre: East-West/West-East.

L'espai és el punt de partida de Richard Serra, el seu art es desenvolupa al voltant de formes físiques i geomètriques que seccionen i abasten el paisatge. Ell idea construccions minimalistes que exploren les relacions entre plens i buits, entre matèria i aire. En aquestes escultures pensades per al desert crea un punt de referència visual en una àrea que abans era plana i nua; canvia la percepció d'un lloc gran que ja no és tan gran ni tan buidat, que ja no sembla estendre's cap a l'indefinit. Les plaques de metall atrapen la mirada, la guien d'una a una altra i d'aquesta altra a la següent.

Les plaques d'acer no tindran sempre el mateix aspecte: ja ha començat el procés d'oxidació que transformarà el fosc grisenc característic d'aquest metall en un color vermellós de sorra i argila. Aquestes escultures intentaran integrar-se amb l'ambient amagant els seus reflexos freds sota aquesta capa opaca, estaran allà, rígides i orgulloses, com a testimonis del pas del temps. Serra desitja que l'obra de procedència humana es barregi amb la naturalesa. Aquestes làmines, que són com pilastres, com reis sense fi, miren cap al futur deixant petites històries i les seves contínues transformacions. Semblarà que estiguessin allà des de sempre, des de fa una eternitat.

dimecres, 18 de març de 2015

Juego renacentista

Passatges bcn

Proyecto: Market Hall
Autor: Marie-José Van Hee, Robbrecht & Daem
Localización: Ghent, Bélgica.
Año: 2012

El corazón histórico de Gante se había degradado desde hacía décadas, convirtiéndose en un desolador aparcamiento en medio de un conjunto de tres torres góticas. En dos concursos consecutivos, entre 1996 y 2005, Robbrecht en Daem architecten y M. José Van Hee propusieron un nuevo programa para renovar el centro.
En lugar de limitarse a proporcionar un espacio abierto para la realización de eventos, buscaban, mediante un riguroso posicionamiento del espacio del mercado, corregir esas deficiencias y restablecer la presencia de las antiguas zonas urbanas que se habían vuelto irreconocibles.

El edificio se posiciona entre Poeljemarkt, Goudenleeuwplein, y una nueva zona “verde” que conecta a la ‘brasserie’, un parque de bicicletas y los baños público. Aunque el edificio ocupa una posición dominante en el área de 24.000 m2, se adapta bien al lugar. En comparación con la Iglesia de San Nicolás, el Campanario y la Catedral, el conjunto tiene una altura inferior como la del Ayuntamiento y la de otros edificios adyacentes de los cuales deriva, matemáticamente, su perfil.
Como contenedor urbano, el interior abraza al transeúnte con un doble techo modular de madera, cuyas pequeñas ventanas tamizan la luz hacia el interior. En el exterior, el edificio parece asumir un respetuoso papel respecto a los históricos y nobles edificios de piedra mediante el uso de una pieza de madera con un sencillo acabado. Un velo de cristal protege la madera y proporciona un brillo suave que integra y refleja el cielo.

diumenge, 15 de març de 2015

El regalo continuo

Passatges bcn

“La tipología de «Pasajes» comerciales a la que hacemos referencia habitualmente, cuando se utiliza este término hoy en día, data de finales del siglo XVIII, principios del XIX. Ha sido inventada retomando y mejorando la lógica especulativa en la que se había basado el desarrollo de la ciudad industrial. Se apoya en las configuraciones de las antiguas parcelas agrícolas, la nueva estructura urbana creaba en muchas ocasiones manzanas con formas inadecuadas, con dimensiones desmesuradas. 
Para conseguirlo, se unieron calles opuestas con una vía peatonal que cruzaba la manzana (ejecutada generalmente a modo de una cristalera cubierta) alrededor de la cual se reunían las tiendas (aunque también bares y restaurantes, o incluso las salas de espectáculo en la planta baja) y las oficinas y viviendas en los pisos elevados. 

Además del beneficio territorial, la travesía de la manzana creaba también una alternativa para el espacio urbano del bulevar. Para la circulación, este franqueamiento de la manzana establecía una jerarquía evidente, abriendo vías peatonales dentro de la red de calles principales. 
El entramado de pasajes interiores a nivel de la vía común diseña, de hecho, un recorrido de atajos sucesivos que permite al ciudadano desplazarse rápidamente en función de la dirección adoptada. Al mismo tiempo, la diferencia entre calle y pasaje provoca un efecto de transición cada vez que abandonamos la calle para alcanzar la galería cubierta e interior, donde la circulación se limita a transeúntes singulares, donde los sonidos se esfuman y el ambiente se suaviza al observar los escaparates, interrumpido únicamente por el clamor repentino de una cafetería escondida. Muchas veces esta transición está definida por un umbral, un edificio con una entrada más impresionante, una fachada o un escaparate que aprovecha esta posición. 
Su utilización se codifica espontáneamente en función de los usos que ofrece. Ahora bien, los pasajes tienden a especializarse realizando propuestas comparables que se enriquecen mutuamente. En este sentido, seducen con frecuencia a un público informado, atraído por las tiendas o productos propuestos. 

A diferencia de los pasajes primitivos, los pasajes modernos no son naturales en absoluto. No nacen de una condición fortuita o espontánea que facilita la travesía de un paisaje difícil. Todo lo contrario, han sido diseñados y ordenados en su conjunto. Esta riqueza de experiencias y de sensaciones viene a añadirse a la densidad del tejido urbano previamente existente. Sin embargo es el resultado de una intervención simple, bien entendida y legible, siempre viable y específicamente calibrada en el tiempo. Una acción a pequeña escala y sensiblemente modesta cuyo impacto sobre la calidad del entorno urbano queda reflejado.” 
Marcel Smets | Pasajes, artículo de orientación 2014 


El ejemplo más interesante lo encontramos en Barcelona. Un pasaje enigmático entre Passeig de Gràcia y el Carrer de Pau Claris que esconde numerosas sorpresas, además de poseer los escaparates más sugerentes de la ciudad, tratados como un regalo continuo que el propio lugar hace a los transeúntes. Cruzar la manzana del ensanche se convierte en toda una experiencia, la cual se incrementa notablemente si se hace un alto en el camino y se accede al segundo piso para descubrir, desde la terraza, uno de los rincones más escondidos de la ciudad. Ante nosotros aparece la fachada interior del edificio de la Casa Milà, diseñada por Gaudí, mostrando su cara más desconocida. 

Vinçon no es solo una tienda en un edificio histórico, también incorpora una sala de arte. 
En el 1941 la tienda se inauguró llamándose “Regalos Hugo Vinçon” con un gran almacén en la parte trasera. Como peculiaridad incorporó una sala de exposiciones, toda una novedad para la época. 
En 1967 se replantearon los productos que vendían y decidieron presentar al público una alternativa a lo cotidiano y generalizado. Así apostaron por el diseño contemporáneo. Desde ese momento y hasta ahora podemos encontrar todo tipo de objetos con un diseño actual, curioso y peculiar. ¡Un extenso surtido de objetos de todas clases en general!

dimarts, 10 de març de 2015

Vivir en un tejado urbano

Passatges bcn
Proyecto: Kubuswoningen
Autor: Piet Blom
Localización: Rotterdam, Holanda
Año: 1977

La Segunda Guerra Mundial golpeó fuertemente a Rotterdam, cambiando su historia de forma dramática. El centro fue destruido completamente y tras la guerra sus autoridades decidieron hacer una ciudad nueva, convirtiéndose en un paradigma del movimiento estructuralista holandés, liderado por Aldo Van Eyck.
El responsable de este original complejo fue el arquitecto Piet Blom, quien en 1977 recibió el encargo de estudiar el área del Oude Haven -Puerto Viejo- de Rotterdam. 
Con el Ponte Vecchio de Florencia como referente, pidieron a Piet Blom que “amueblara” este puente de Rotterdam. La idea del equipo técnico municipal era la de construir un puente peatonal sobre una de las principales arterias de tráfico, pero además incluyera vivienda y servicios. El objetivo era revitalizar toda esa zona y generar espacios residenciales, dando prioridad a la vivienda social. 

No fue hasta marzo de 1982 cuando se inició la construcción de las viviendas, debido a problemas de financiación. No obstante, el arquitecto holandés ya había experimentado previamente con este modelo llevando a cabo tres de estas casas en la ciudad de Helmond en 1975, y otras dieciocho más en 1977. 
En un inicio se presentó un proyecto para Rotterdam que contemplaba 74 Casas Cubo y un centro cultural. Finalmente, el complejo contó con 38 Casas Cubo, espacios comerciales, una escuela, un edificio de apartamentos y una torre residencial, conocida como Het Potlood -el Lápiz-. 
El concepto en el que se basa pretende aunar densidad de población con el máximo espacio libre a nivel del suelo. Para el arquitecto, lo más importante era crear una zona de alta densidad urbana donde se pudiera vivir en unas condiciones agradables, ello requería un diseño que levantara las casas sobre columnas creando una especie de bosque urbano. De este modo, el espacio público se cuela en el interior del complejo, donde la organización de las casas da lugar a unas zonas abiertas con vegetación que permiten una libre circulación en planta baja. 

Para el proyecto, Piet Blom se inspiró en la naturaleza, tratando cada Casa Cubo como un árbol formado por unas columnas hexagonales que sostienen unos cubos gigantes girados 45º y en cuyo interior se encuentra el espacio habitable. El “tronco”, con forma hexagonal, cuenta con la escalera de acceso a las viviendas y una pequeña zona de almacenaje en planta baja. 
Las casas constan de tres plantas. La primera altura es la entrada, en el siguiente piso se encuentran la cocina y la sala de estar, en la segunda planta hay dos habitaciones con un cuarto de baño y, por último, la planta superior es una especie de buhardilla multiusos. Rompen completamente con el esquema tipológico de vivienda tradicional, todo depende de quienes las habiten. Algunas de ellas pertenecen a pintores o artistas visuales, es entonces cuando el espacio principal se convierte en su estudio o taller.